Terapia o Coaching ¿Qué Necesito?

 Se ha puesto muy de moda, hablar de coaching o de la necesidad de hacer terapia, en estos últimos años, ¿verdad? Es una lástima, que en la sociedad el peso de los movimientos, recaiga en seguir los hábitos que marcan las tendencias. De vez en cuando, estos son favorables para todo el mundo.

No muchos años atrás, el coaching se relacionaba exclusivamente con la motivación deportiva y laboral. Mientras que ir a terapia, se vinculaba con personas con problemas y/o dificultades psicológicas y psiquiátricas. Por ello, se instauraron etiquetas vinculantes y tabús excluyentes, en torno a las personas que necesitaban ayuda terapéutica. 

EL CRECIMIENTO PERSONAL Y LA SALUD EMOCIONAL , DOS DIMENSIONES HUMANAS EN AUGE

Por suerte, los tiempos cambian y la conciencia humana evoluciona. Hoy en día, el crecimiento personal y la salud emocional, son dos dimensiones humanas que están en auge. Las personas no nos conformamos tan fácilmente. Tenemos inquietudes, motivaciones, aspiraciones y luchamos por el bienestar individual, familiar y común. Esto comporta, navegar en las profundidades de nuestro Yo, conocernos mejor, resolver asuntos que nos duelen y nos bloquean. Así como también, luchar por nuestras metas, objetivos e intereses.

Son muchas las personas que tienen necesidad de mejorar su salud emocional, mental y social. Así como también muchos sujetos que quieren realizar cambios pero no saben cómo comenzar. En ocasiones, estas personas ven como la vía más fácil, pero no más efectiva, seguir solas hacia adelante sin buscar ningún tipo de ayuda ni apoyo. ¿Por qué?

TU MEJOR ALIADO, ERES TU

La falta de cultura sobre la importancia de autoconocerse, gestionarse emocionalmente y entrenarse mentalmente, deriva de que nadie nos ha enseñado en ningún sitio la importancia de cuidar nuestras emociones. Es por ello que, en el momento que piensas en pedir ayuda y buscar medios o recursos para cuidarte, te conviertes en tu mejor aliada/o. 

Cuando somos capaces de romper falsas creencias y pedir ayuda o acompañamiento, el coaching y la terapia son las dos mejores opciones para desarrollar tu crecimiento personal y/o sanar tu salud emocional, mental y/o familiar, social, laboral. No obstante, ¿qué necesitas?

EL COACHING POTENCIA EL DESARROLLO SIN LÍMITES

Por un lado, el coaching no atiende a patologías ni enfermedades. Trabaja con personas sanas mentalmente que tienen diferentes objetivos y metas. La base de las técnicas de esta metodología, parte del compromiso de la persona que quiere realizar cambios, mejoras o alcanzar sus ambiciones. Se dirige el proceso desde el presente hacia el futuro. El/la coach acompaña a la persona en el diseño de su futuro, sin que el pasado limite su desarrollo y centrándose en sus deseos y capacidades.

Así pues, si sientes que hay bloqueos que no te permiten avanzar, que necesitas mejorar y/o cambiar aspectos de tu vida o aprender nuevas herramientas, para alcanzar objetivos que te permitan lograr tus metas, el coaching es tu opción.

LA TERAPIA SANA SITUACIONES PASADAS Y PRESENTES, PARA SER CAPAZ DE CREAR UN FUTURO SALUDABLE

Por otro lado, la terapia trata a personas que necesitan superar y aceptar situaciones para poder avanzar. Estos bloqueos, situaciones y, en ocasiones, enfermedades psicológicas crean que la persona no pueda evolucionar o se desarrolle nocivamente. La terapia suele abordar y profundizar, sobre algunos temas del pasado y centra la atención en la persona, no sólo en los síntomas, problemas y dificultades que presenta.

El/la terapeuta establece unas primeras sesiones de evaluación, para poder reconocer cuales son las mejores técnicas y métodos para la persona. Con ello, se busca lograr que esta pueda sanar su situación, mejorar su bienestar, resolver sus conflictos y sobretodo, se empodere y pueda vivir con las herramientas aprendidas en su proceso de sanación.

Así pues, si llevas un tiempo prolongado, incluso años, con sentimiento de desamparo e intensa tristeza. Si estás tomando medicación por ansiedad o depresión, con conductas que te están dañando a ti y a los tuyos y con la sensación de no poder seguir viviendo así, la terapia es tu opción.

Por último, merece la pena incidir en la idea de que si estás planteandote pedir ayuda y consultar cual es tu mejor opción, ya es muy buena señal de evolución. Es indicativo de que estás apostando por y para ti. Es algo que aunque no nos lo hayan enseñado, merece la pena aprender.

“Hay tres tipos de personas en este mundo. Primero, están las que hacen que ocurran las cosas. Luego están las que ven cómo ocurren las cosas. Por último, están las que preguntan, ¿qué ha ocurrido? ¿Cuál quieres ser tú?"

– Steve Backley

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Tienes alguna duda?